“Tuneando” monturas ecuatoriales

Dado el éxito que alcanzó la montura ecuatorial Vixen GP, algunos constructores determinaron clonarla y comercializar sus propias versiones bajo nombres distintos, por ejemplo, EQ-4. Celestron International denominó CG-5 a la suya, convirtiéndose en un producto muy popular pues se vende como parte del equipamiento de serie de varios telescopios de carga media. Otros fabricantes siguieron el mismo ejemplo, aunque algunos ni siquiera se molestaron en usar un nuevo apodo.

Dado el éxito que alcanzó la montura ecuatorial Vixen GP, algunos constructores determinaron clonarla y comercializar sus propias versiones bajo nombres distintos, por ejemplo, EQ-4. Celestron International denominó CG-5 a la suya, convirtiéndose en un producto muy popular pues se vende como parte del equipamiento de serie de varios telescopios de carga media. Otros fabricantes siguieron el mismo ejemplo, aunque algunos ni siquiera se molestaron en usar un nuevo apodo.

El caso es que, aunquela primitiva Vixen GP funcionaba relativamente bien, sus diferentes copias adolecen de ciertos defectos de origen que acaban siendo advertidos por sus usuarios. Sobre todo si pretenden practicar la astrofotografía, actividad que exige mucha más precisión de las monturas que la simple observación visual. Las imperfecciones se refieren a brusquedad en los movimientos, holgura excesiva de los engranajes o una dureza en los giros de los ejes que dificulta el movimiento de los motores.

Así, en los últimos dos meses, cuatro de nuestros socios se han aventurado a mejorar sus respectivas CG-5, EQ5 (2) y LXD75 en el taller de la Sociedad. Unos, porque notaban endurecimientos o saltos inesperados. Y otros, porque, además, escuchaban estremecedores crujidos durante el apuntado a un objeto celeste.

taller1

El pionero en semejante menester ha sido Eduardo Martínez, responsable del taller, quien nos abrió el camino a los demás y nos dirigió y asesoró en la tarea. Eduardo comenzó documentándose a través de la Red ya que, aparte de comentarios salpicados porlos foros, hay en Internet algún que otro tutorial redactado por quienes se atrevieron en primer lugar a enmendarle la plana a Synta y Celestron.

taller2

Los defectos de las monturas se originan en tres posibles causas: el lubricado con grasa de mala calidad, ligerasirregularidades en las superficies que friccionan entre sí, y la endeblez de algunos rodamientos. No obstante, Celestron ha ido rectificando su montura a lo largo de los años, con lo que, dependiendo de la antigüedad, se han requerido más o menos intervenciones. Eso sí, en todas se ha limpiado por completo la grasa original, reemplazándola por grasa de litio.

Esta ha representado, como se esperaba, la fase más sucia de la operación. En una bandeja se eliminaba con gasoil la grasa vieja, colocando en otra la pieza ya limpia. Ahora bien, el gasoil también ataca a los guantes de goma. No tardaban estos mucho en degradarse hasta el punto de desprenderse por sí solos los dedales. Perdimos la cuenta de los pares de ellos utilizados, así como de los trapos y paños de cocina que llenaron bastantes bolsas de basura.

En alguna montura se ha precisado pulir las superficies de contacto. Otras ya se encontraban bastante lisas.

taller4 taller3

Uno de los componentes que hubo que sustituir fueron los rodamientos del eje de ascensión recta. Las bolas habían dejado sus huellas en las pistas de rodadura como pequeños bachecitos (véase la foto). Arriesgado fiarse de un giro en el que el apoyo avance sobre un firme plagado de socavones. Eduardo localizó en El Viso la tienda que vende un repuesto de las mismas dimensiones, aunque con agujas en lugar de bolas. Ello disminuye considerablemente la presión y distribuye el peso de forma uniforme. También se cambiaron las pistas de hojalata por unas circulares de acero. Se da el caso curioso de que, al mostrar el rodamiento original, el comerciante lo reconoció de inmediato.

“Esto es para una máquina de churros, ¿verdad?” No, qué va, esto va dentro de la montura de un telescopio. Ah, qué cosas, pues los churreros me traen exactamente el mismo rodamiento cuando se les desgasta el de su máquina de hacer churros.

Representó una sorpresa enterarse de que los ingenieros de las monturas comparten conocimientos con los diseñadores de las máquinas de churros.

Por último, una vez recompuestas las monturas, con su uso real se determina si es necesario retocar los ajustes de los bisinfines. La importancia de esta actividad radica en que, en el futuro, si un socio desea hacer lo propio, ya sea con la CG-5 o similares, podrá aprovecharse de una experiencia ya consolidada

Deja un comentario