¿Cómo reducir los efectos de la Contaminación Lumínica?

Correo electrónico Imprimir PDF

Criterios generales para la elección de luminarias.

  • Es necesario cuidar la elección de las luminarias y no guiarse por el bajo precio o su aspecto externo, sino por el rendimiento energético.
  • Evitar la emisión de luz hacia el cielo, ya sea de forma directa o por su reflejo en superficies próximas (pantallas, árboles, reflectores…).
  • Eliminar completamente las luminarias esféricas tipo globo (chupones), puesto que pierden entre el 60 y el 70 % de la energía.
  • En las luminarias viales, prohibir el uso de lámparas de vapor de mercurio.
  • A partir de media noche, usar sólo lámparas adecuadas y reducir la iluminación a los niveles mínimos recomendados para la seguridad.
  • La iluminación ornamental de edificios públicos, monumentos y carteles publicitarios debe estar dirigida de arriba hacia abajo. Se recomienda apagar a las 12 h de la noche.
  • Revisar y mejorar el diseño de las farolas ornamentales (tipo antiguo).
  • Adecuar los niveles de iluminación del alumbrado exterior a las normativas exigentes en cada ayuntamiento, y que se cumplan correctamente.
  • Prohibir terminantemente los focos y haces de luz de discotecas y otros recintos festivos que se dirijan directamente hacia el cielo.

El cristal de cierre deber ser plano y transparente. Así el haz de luz va dirigido hacia abajo.

 


La lámpara nunca debe sobresalir de la boca del reflector.

 


Mejora de la eficacia de la luminaria al disponer la lámpara en horiztal.

 


Mejora de la eficacia de lámpara en vertical con el uso de “cortinilla”

 

Uso de lámparas

No todos los tipos de lámparas (bombillas) impactan de igual forma. Cuanto mayor sea la zona del espectro donde emite, mayor es su impacto al invadir mayor zona del espectro de observación astronómica.

También depende de la zona del espectro donde emite. Una lámpara emitiendo en la zona del ultravioleta (no útil para el ojo humano) impacta más que cualquier otra con el mismo flujo. La radiación ultravioleta es una onda de gran energía con gran alcance y llega con mucha más fuerza a cualquier instrumento astronómico. Atendiendo a sus espectros, podemos clasificar las lámparas que existen en el mercado de la siguiente forma: a) Poco contaminantes:

Vapor de Sodio a Baja Presión: emite prácticamente sólo en una estrecha zona del espectro, dejando limpio el resto. Su luz es amarillenta y monocromática. Es recomendable para alumbrados de seguridad y carreteras fuera de núcleos urbanos. Son las más eficientes del mercado y carece de residuos tóxicos y peligrosos.

Vapor de Sodio a alta Presión: emiten sólo dentro del espectro visible. Su luz es amarillenta con rendimientos de color entre 20% y 80%, dependiendo del modelo. Es recomendable para todo tipo de alumbrado exterior. Son las más eficientes del mercado después de las de baja presión. b) Medianamente contaminantes:

Lámparas incandescentes: No emiten en el ultravioleta pero si en el infrarrojo cercano. Su espectro es continuo. Su luz es amarillenta con un rendimiento de color del 100%. No es recomendable para alumbrado exterior, excepto para iluminar detalles ornamentales. Son las más ineficaces del mercado.

Lámparas incandescentes halógenas. Son iguales que las incandescentes pero emiten algo más en el ultravioleta si no va provista de un cristal difusor (son peligrosas sin este cristal por emitir en el ultravioleta duro). Son algo más eficaces que las incandescentes.

Lámparas fluorescentes en tubos y compactas (vapor de mercurio a baja presión): Emiten en el Ultravioleta. Su luz es blanca con rendimientos cromáticos entre el 40% y el 90%. Es recomendable para alumbrados peatonales y de jardines. Tienen una alta eficiencia.

c) Muy contaminantes:

Lámparas de Vapor de Mercurio a alta presión: Tienen una elevada emisión en el ultravioleta. Su luz es blanca con rendimientos de color inferiores al 60%. Es recomendable para zonas peatonales y de jardines. Son las menos eficientes del mercado.

Lámparas de halogenuros metálicos: Muy fuerte emisión en ultravioleta. Su luz es blanca azulada con rendimientos de color entre el 60% y el 90%. Es recomendable para eventos deportivos importantes y grandes zonas donde se requiera un elevado rendimiento cromático. Son muy eficaces, parecidas al sodio de alta presión, pero de corta vida. Tabla comparativa de algunos de los tipos de lámparas más usuales en iluminación de exteriores, con una potencia o intensidad luminosa similar (valores estándares)

 

Tipo de lampara Intensidad (Lúm) Consumo (W) Vida media (h) Rendimiento (Lúm/W)
Vapor de sodio a baja presión 6.000 36 23.000 117,6
Vapor de sodio a alta presión 6.500 70 24.000 78,3
Vapor mercurio y halógenos metálicos 5.200 70 8.000 59,3
Vapor de mercurio 6.500 125 18.000 47,4
Iodo-cuarzo, halógena 5.000 300 1.500 16,6
Incandescente 4.800 300 1.000 16,6

Algunos ejemplos de buenos diseños de luminarias

Algunos ejemplos de malos diseños e luminarias:


 


astromalaga.es